Claves para conectar con los clientes

¿Cómo conectar con tus clientes? Te damos las claves

¿Cómo puedo conectar con mis clientes? 

Víctor Küppers compara a los clientes con bombillas. De ahí lo de conectar. Según Küppers, las personas transmitimos, al igual que lo hacen las bombillas. ¿Dónde viene la diferencia? En que hay vendedores que logran conectar con sus clientes, los cuales compara con bombillas de alto voltaje, mientras que hay vendedores que no logran hacerlo, los cuales compara con bombillas fundidas.

En referencia a la pregunta que lanzábamos antes, conectar con los clientes solo es posible si eres una bombilla de alto voltaje, es decir, eres un vendedor entusiasta, con motivación y al que le gusta sonreír. Respecto al tema de sonreír, Küppers lo considera la mejor forma de conectar con los clientes.

¿Existe alguna forma exitosa de conectar con los clientes? 

En este aspecto, Küppers también tiene mucho que decirnos. Nos gustaría recordar que desde Escuela de Ventas tenemos una estrecha relación con este gran experto en psicología positiva, ya que ha asistido como ponente a los dos foros para vendedores que nuestra empresa ha organizado. 

Ahora bien, ¿cuál es la mejor forma para conectar con los clientes, según Küppers? Este habla de la fórmula del valor de una persona = (C + H) * A.

(Conocimientos + Habilidades) * Actitud.

En sus formaciones, este experto siempre señala que mientras los conocimientos y las habilidades suman, la actitud multiplica. ¿A qué se refiere con esto? A que si realmente eres vendedor y quieres conectar con tus clientes debes centrarte en tu actitud comercial.

¿La gestión del entusiasmo es clave para conectar con mis clientes?

¡Por supuesto! Que un vendedor sepa gestionar adecuadamente su entusiasmo comercial es clave para que entienda que:

  • El cliente no es alguien a quien vender, sino alguien a quien fidelizar.
  • No buscamos vender una marca, artículo o servicio. Lo que realmente buscamos es ofrecer valor. 
  • El proceso de ventas debe centrarse en escuchar y satisfacer las necesidades del cliente, no en venderle un producto o servicio y ofrecer un discurso de ventas basado en todos sus detalles técnicos. 
  • No hay que luchar contra las objeciones, hay que aceptarlas y rebatirlas para llegar a un punto de acuerdo común. 
  • El proceso de venta no debe basarse en un discurso, sino un proceso de negociación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *