Cómo ser un buen comercial después del COVID-19

El mundo cambió de la noche a la mañana. Concretamente del 13 al 14 de marzo de 2020. A lo largo de los años y mucho más después de la crisis de 2008 y 2012, mucha gente se pregunta cómo ser un buen comercial. Después del Covid-19 la pregunta sigue estando  presente.

Ya lo puso de manifiesto la anterior crisis: hoy en día el comercial debe ser profesional completo, un auténtico figura dentro de la empresa. La situación que vivimos hoy en día refuerza todavía más si cabe esta posición: el comercial es un deportista de élite dentro de la empresa y debe cuidar su mente y su cuerpo.

Qué es la actitud

Entornos extremadamente volátiles, inestables… tanto que parecen la tormenta perfecta, requieren de giros de timones, ajuste de velas, hacer contrapeso en otros lugares de la embarcación… todo para seguir manteniendo el rumbo a nuestro destino fijado. Eso mismo es la actitud. La actitud es la fuerza interior que te empuja a hacer esos cambios, esa respuesta que le das a las cosas que suceden. Cuanto mejor es tu respuesta a los acontecimientos externos mejores cosas te pasan. Y no es que pasen cosas mejores, simplemente, te estás adaptando de manera óptima a lo que te sucede.

Imagina que un mentor comercial no se adaptase a las necesidades de sus metodizados o que, en mi caso, mi podcast, el que ha sido valorado como uno de los mejores podcast de ventas del mundo, no se adaptase a las necesidades de mis oyentes. ¿Qué se conseguiría con esa “actitud”?

Sí, la actitud es por tanto nuestra conducta y es importante ser consciente de ésta por lo siguiente.

Cómo ser un buen comercial

Tu actitud determina el enfoque que le das a tu vida: conozco a personas que cuando las mandaron a casa dijeron “así no puedo trabajar, veremos cuándo acaba esto y volvemos a la oficina”. Otras personas con el mismo trabajo les dijeron a sus jefes “trabajar así es una maravilla. Cuanto más tardes en llamarme mejor”. Mismo trabajo, mismas circunstancias, diferente actitud.

Tu actitud determina cómo te relacionas con la gente y esta relación condiciona tu éxito. El 68% de los clientes dejan de serlo porque reciben la indiferencia del comercial. Los vínculos emocionales no se alimentan y eso se traduce en que los clientes se van. Haz que la gente te importe y relaciónate cordialmente con cada persona. 

La actitud lo es todo. Tanto es así que ten por seguro que así empiezas una cosa así la terminas. Cuando empiezas una nueva tarea con ilusión y ganas el resultado será muy diferente a empezarla desmotivado y sin ganas. No existen buenas o malas tareas, sólo existen diferentes actitudes que las convierten en buenas o malas. Los proyectos empiezan o fracasan antes de empezar en función de la actitud que le imprimas a cada proyecto.

Un conocido me decía que su negocio de hostelería se había ido a la ruina, que este año iba a ser un año perdido. Otro amigo con un negocio similar me decía que este iba a ser un gran año, que las personas tienen ansia por salir y relacionarse después de haber estado confinadas en casa. Una misma realidad, dos actitudes y seguro, que dos resultados completamente diferentes.

Es por esto que tu actitud puede hacer convertir un problema en una gran oportunidad. Todo depende con el cristal con el que veas el mundo.

Lo que nos aleja de ser un buen comercial

Hace unos días impartía un webinar para comerciantes. El webinar tenía un título como “oportunidades en tiempos de pandemia”. Recuerdo que en ese webinar hablé de las grandes oportunidades que nos brinda Amazon, Aliexpress… para un comerciante. Recuerdo que una de las asistentes lanzó un comentario que decía “pues Aliexpress está abriendo tiendas físicas”. Ese es el problema y lo que nos aleja de ser un buen comercial (y aquí sustituyamos la palabra “comercial” por “empresario”, “vendedor”, “comerciante”, etc) y es el no aceptar que navegamos en aguas turbulentas y necesitamos ajustar el timón, velas, contrapeso… La negación de la realidad evidente te aleja de tomar acción, de ser proactivo y de por tanto conseguir los mejores resultados que pudieras obtener.

Décalogo para ser un buen comercial

Debemos tener presente que no existe fórmula mágica para nada y mucho menos respuesta a la pregunta de cómo ser un buen comercial, pero tras haber tratado y observado a miles de comerciales exitosos a lo largo de los años y al ser yo mismo comercial de mi propia empresa me siento con la suficiente seguridad de avanzarte 10 acciones que te harán despuntar poco a poco de la media:

  1. Cuida tu mente, no metas basura en ella, información con la que no puedes hacer nada ni te ayuda en tu día a día
  2. Cuida tu cuerpo, trabajas en la élite dentro de tu empresa, tu buena forma física te hará estar más activo, menos agotado, con mejores ideas.
  3. Trabaja tu actitud y apunta cada día tres cosas buenas que te han pasado ese día. Hazlo cuando te vayas a la cama o lo primero que hagas al día siguiente. Empezarás a ver la vida por positividad y llena de oportunidades.
  4. Da las gracias por tres cosas que te hayan sucedido cada día. Esto centra tu mente en las cosas buenas por las que estar agradecido. Te ayudará esto a centrarte en las cosas importantes de la vida y no en asuntos baladís.
  5. Fórmate a diario. Lee, visualiza algún vídeo, compra cursos. Cada euro invertido en formación lo verás multiplicado en tu cuenta bancaria.
  6. Da. Siéntente abundante. Regala recursos que ayuden a las personas que te rodean. Dona a organizaciones que hacen un mundo mejor para otras personas que no son tan afortunadas como tú.
  7. No eres una isla. Relaciónate con la gente, participa en foros, da mucho valor. Invita proveedores y clientes a participar en tu blog, en un vídeo… relaciónate. No somos nadie sin la gente con la que nos rodeamos.
  8. Se consciente de qué respuesta le estás dando a las cosas que te suceden. Elige tu respuesta. No reacciones. Sé proactivo. 
  9. No tengas miedo a equivocarte. Las equivocaciones son parte del aprendizaje. Recuerda que unas veces se gana y siempre se aprende.
  10. Cuida tu imagen. Ponte guapa/o. Ten un alto autoconcepto sobre tí mismo. Quiérete a ti mismo y muéstraselo al mundo. 

Recuerda que todos vivimos en la tormenta perfecta. Lo que está ahí fuera es lo mismo para todos. Pero lo que está dentro de ti te hará percibir lo de fuera como problemas o como oportunidades. Empieza a trabajar tu actitud para que tu persona no tenga dudas y dé su mejor respuesta a esas cosas que nos suceden día a día. Comprueba que la respuesta a cómo ser un buen comercial está dentro de ti.

podcast de ventas

Josué Gadea

#EmbajadorEDVE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *