web de empresa consejos

Web de empresa: el diseño al servicio de las ventas

El engranaje para las ventas es complejo. Independientemente del sector profesional en el que se mueva nuestra empresa, producto o servicio, todos sabemos de la importancia de cuidar hasta el último detalle de cara a captar el interés del público objetivo y, finalmente, convencerle para que captarlo como cliente. La imagen es un aspecto esencial, por lo que a continuación vamos a centrarnos en ofrecer algunos consejos útiles para que el diseño y estructura de nuestra página web sea lo más efectiva posible a la hora de acercarnos a la venta final.

En primer lugar, una web tiene que ser responsive, y no solo porque así nos lo exige la legislación vigente, sino porque es un primer elemento sobre el que cimentar el resto de elementos que formen el diseño de nuestra web corporativa. Una web responsive permitirá a nuestros clientes potenciales acceder desde cualquier dispositivo móvil, algo que cada vez es más importante debido al aumento imparable del uso del teléfono móvil como punto de acceso a Internet.

En segundo lugar, el uso del color es básico a la hora de generar una imagen corporativa que debe estar muy presente en el diseño de nuestra página web de empresa. Así, las diversas tonalidades nos permiten jugar con el diseño de las secciones y las tipografías para crear un conjunto armónico desde un punto de vista gráfico. En este sentido, la elección de la familia tipográfica requiere de un tiempo de análisis y pruebas para confirmar que la elegida es la que mejor va con el diseño que estemos desarrollando en nuestra web corporativa.

Un tercer elemento que debemos cuidar al máximo en el diseño de nuestra web de empresa es la usabilidad de la web, es decir, que la navegación dentro de la web sea clara, sencilla, ágil e intuitiva. Para ello, es muy útil realizar un boceto de los contenidos que pretendemos que contenga la web para genera un árbol de contenidos en el que, a partir de las secciones principales, “cuelguen” el resto de contenidos. El objetivo final de este análisis previo es que cualquier contenido alojado en nuestra web corporativa esté a un máximo de tres clics. Esta norma dependerá de la densidad de contenidos de la web y, en ocasiones, resultará prácticamente imposible cumplirla, pero nos ayudará a recordar la importancia de diseñar una web práctica y sencilla de navegar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *