Smartphones: una herramienta para las ventas… y para perder el tiempo

El teléfono móvil es mucho más que un teléfono. Los smartphones permiten disponer de multitud de herramientas profesionales para nuestro trabajo en el sector de las Ventas. Ya no necesitamos estar físicamente en la oficina para acceder a un documento que nos haya enviado un cliente o un proveedor; tan solo tenemos que acceder a nuestro servidor de correo electrónico y realizar cualquier gestión comercial desde cualquier lugar con conexión a Internet.

Pero los smartphones también pueden ser una forma de “matar el tiempo”. Según un estudio realizado por Nielsen en Estados Unidos, los adultos pasan una media de dos horas y 22 minutos delante de la pantalla del smartphone, descontando de este tiempo el que utilizamos para escribir mensajes de texto, hacernos un selfie o hablando por teléfono. Entonces, ¿qué realizamos durante estos 142 minutos diarios frente al móvil?

El estudio no aclara en qué invertimos este preciado tiempo, que ha aumentado en más de media hora diaria desde el informe de Nielsen realizado en 2016, pero todo apunta a un comportamiento compulsivo acrecentado por las estrategias de las APP para que estemos siempre revisándolas en busca de alguna notificación.

Además, ofrece un dato cuanto menos impactante: uno de cada cuatro segundos de nuestro tiempo despiertos lo utilizamos viendo la pantalla de nuestro smartphone. Y es que no debemos olvidar que las aplicaciones móviles pretenden que las utilicemos el mayor tiempo posible. La regla de tres es bien sencilla: a más tiempo, más publicidad pueden enviarnos y, por tanto, mayores serán las ganancias.

En este punto, una recomendación sobre el uso del smartphone es que nosotros siempre somos responsables del tiempo que invertimos en temas profesionales y en aspectos relacionados con el ocio y el tiempo libre. En nuestra mano está cambiar ciertas actitudes para maximizar el tiempo frente a nuestro smartphone.

Y para los que les cueste en exceso trazar esa línea divisoria entre trabajo y ocio en nuestro móvil, también podemos instalarnos una aplicación como HabitLab, en el que el usuario decide qué aplicaciones son un riesgo para tu tiempo, de tal forma que la propia aplicación envía mensajes al usuario haciéndole saber el tiempo que lleva utilizándola e, inculso, apagando la APP.

En definitiva, el tiempo es un bien escaso y muy preciado.

¡Aprende a aprovecharlo al máximo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *