La extensión del canal de ventas online

“Las nuevas tecnologías digitales están teniendo un gran impacto en el comercio y la distribución, por un lado, porque una parte de los productos se van digitalizando progresivamente y por otro porque el canal de venta online se está extendiendo con fuerza”.

Esta afirmación forma parte de la publicación ‘Plan Digital 2025. La digitalización de la sociedad española’, realizada por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), que disecciona la evolución de la digitalización en España y cómo afecta a los principales sectores económicos del país.

En concreto, dentro del apartado ‘Comercio y Distribución’, el informe destaca que “el comercio electrónico es tan sólo una parte de la gran transformación digital que afronta el comercio minorista. El comercio, independientemente del tamaño de la empresa, está obligado a repensar su modelo de negocio, todos los procesos y operaciones, la experiencia del cliente, los espacios de venta y la empleabilidad de sus plantillas”.

Siguiendo en esta línea, la publicación asegura que este “cambio viene determinado principalmente por la rapidez con la que los consumidores están adoptando las nuevas tecnologías, modificando sus estilos de vida y adquiriendo nuevos hábitos de compras”.

“Esta disrupción digital en el consumidor es una realidad y un reto. De hecho, aunque la difusión y adopción de nuevas tecnologías sea dispar, desde los que siguen utilizando con frecuencia los canales tradicionales a los que son completamente digitales, todos realizan algún tipo de interacción digital”, continúa la publicación.

Por último, un par de datos muy aclaratorios sobre la afectación de la digitalización a las ventas: “Mientras que las compras online crecen significativamente en España, aumentando en 2017 respecto al año anterior del 19% al 27% los consumidores españoles que ya compran online al menos una vez a la semana; la tienda física sigue siendo el canal preferido por los consumidores a la hora de hacer sus compras”.

Además, el informe destaca que “aunque lentamente va perdiendo peso: caen del 66% al 45% los españoles que acuden a la tienda física con carácter general, porque existen grandes diferencias en función de los productos, como la Alimentación, cuya compra es principalmente en las tiendas físicas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *