Siempre conectado a tu trabajo en Ventas

Sí, es verano. Estamos en las fechas elegidas por muchos para tomar un merecido descanso de tus quehaceres profesionales diarios y pasar más tiempo junto a la familia, los amigos, así como retomar aquellas aficiones que no puedes practicar durante el resto del año.

Imagínate que, justo el día que te coges un vuelo a la otra punta del globo terráqueo, esas vacaciones que has estado preparando durante meses y que has organizado y programado al detalle para aprovechar al máximo el tiempo de estancia en este destino, te llega un mensaje de un importante cliente que necesita, con la máxima urgencia, una cuestión de especial importancia para dicho cliente. Éste, además, te pide una respuesta inmediata y, en caso contrario, puedes incluso perderlo como cliente.

Antes de la llegada de la telefonía móvil y el acceso a Internet desde cualquier dispositivo, cuando tan sólo existía el teléfono fijo de la oficina, una dirección postal y un fax como máxima tecnología, había que diseñar una estrategia concienzuda para informar a nuestros clientes del tiempo que íbamos a estar fuera de la oficina y, por tanto, no podíamos conoces las necesidades de nuestros clientes y, mucho menos aún, responder a estas necesidades ofreciéndoles una respuesta acertada. ¡La conectividad era casi nula!

En el ejemplo anterior de un viaje a un destino exótico, y en los tiempos anteriores a la irrupción de Internet, esta situación podría generar problemas por la falta de comunicación durante un determinado período de tiempo.

Pues bien, en la actualidad, en el tiempo de la ultraconexión, tenemos a nuestra disposición un gran número de herramientas para que esta desconexión durante unos días o semanas no sea negativo para nuestro trabajo, sino todo lo contrario.

Por tanto, quedémonos con los aspectos positivos que te permiten la conectividad con tu puesto de trabajo para hacer frente a cualquier problema que pueda surgir en cualquier momento, independientemente de donde te encuentres.

¡No estar conectado es un gran error!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *