Navidad y ventas: agilidad, flexibilidad y adaptabilidad

En este artículo, vamos a recoger algunas de las previsiones realizadas por Randstad y recogidas en un artículo, que apuntan a un descenso en la contratación para la campaña navideña 2020-2021. En concreto, estiman un descenso de hasta el 34,5% en el número de contrataciones temporales de cara a la campaña de Navidad respecto al dato de 2019, pasando de 441.554 contrataciones a una previsión 289.280 contratos. De todas formas, estas cifras no son tan negativas si recordamos que el pasado año se registró un récord histórico, por lo que la previsión actual sería comparable al volumen de contrataciones de la campaña de 2015 – 2016 (304.104 firmas).

No obstante, sería ridículo no reconocer que esta Navidad va a ser radicalmente diferente en muchos aspectos y uno de ellos es la forma de consumo. Las restricciones y recomendaciones sanitarias hacen que la población pase la mayoría del tiempo en su hogar y considere realizar sus compras o parte de ellas de forma online, lo que potencia el comercio electrónico y, en consecuencia, el sector de la logística y el transporte.

 

Navidad y ventas: optimiza tus recursos

El artículo de Randstad, recogido por EDVE, destaca tres factores imprescindibles en la receta del éxito para las ventas durante esta próxima Navidad, ya que “si quieres afrontar adecuadamente este periodo de alta actividad, has de optimizar tus recursos con el fin de aprovechar al máximo los beneficios que te puede suponer, comenzando por ”un elemento fundamental son tus equipos, que deberás reforzar para responder con éxito a este reto”. 

Así, el primer elemento sobre el que debemos apoyar nuestra estrategia de ventas es la flexibilidad: “Es importante que te anticipes y realices previamente una estimación del aumento de actividad que tendrás en esta época y el número de profesionales extra que necesitarás para cumplir con esa demanda, pero también debes aclimatarte a una situación cambiante. Ser flexible implica ser capaz de responder a tu volumen medio de actividad y poder responder ante las sobrecargas de forma inmediata”, asegura el post.

En segundo lugar, debemos trabajar con mucha agilidad: “estos refuerzos extraordinarios suponen incorporaciones inmediatas del personal, por ello, es necesario que aceleres los procesos de selección y contratación. De esta forma, el talento podrá incorporarse antes y recibirá la formación previa que necesita para mejorar su encaje y desempeño”.

Y, en tercer lugar, no debemos olvidar la centralidad de nuestra capacidad de adaptabilidad: “el cambiante contexto que ha propiciado la pandemia obliga a las empresas a reaccionar con rapidez a los cambios que puedan ocurrir (restricciones, modificaciones normativas, organizacionales, etc.). Tener una planificación ante diferentes escenarios te ayudará a estar preparado”.

Junto con estos tres factores, contar con una plantilla de profesionales capaces de adaptarse a las distintas situaciones que se puedan presentar también resulta muy beneficioso. De ahí la creciente importancia de las soft skills.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *