Intraemprendimiento: Impulsa el talento en tu empresa

El intraemprendimiento es un concepto acuñado por Glifford Pinchot que se puede definir como “las acciones impulsadas en el seno de las empresas para impulsar el emprendimiento de sus propios trabajadores y, de esta manera, impulsar el talento en el seno de la propia organización”, tal y como recoge un artículo publicado en el Blog ‘Andalucía es Digital’, dedicado a la transformación digital en Andalucía.

“Cuando hablamos de la apuesta por el intraemprendimiento nos estamos refiriendo a un cambio de mentalidad en las empresas que ponen en foco en su propia organización interna y apuestan por sus propios empleados para impulsar y generar nuevas expectativas, productos y servicios con los que afrontar con éxito los retos y oportunidades de la Economía Digital”.

“Y todo ello en un contexto de cambio constante en el que las nuevas tecnologías hacen cada vez más importante el papel de los emprendedores externos, pero también el impulso del espíritu emprendedor en el propio seno de las organizaciones como uno de los ejes del cambio en sus propias estructuras y en los modelos de liderazgo en la era de la transformación digital”, asegura el artículo.

Algunas de las ventajas del intraemprendimiento son, entre otras, “el desarrollo de nuevos productos que, en algunas ocasiones, harán que las empresas salgan de la denominada ‘zona de confort’ para arriesgarse en nuevas iniciativas, así como en el impulso de la creatividad de sus empleados”, así como “cambios en los modelos de trabajo e impulso de la digitalización y las herramientas de trabajo colaborativo como nueva vía de funcionamiento”, destaca el post.

Además, el intraemprendimiento apuesta por la búsqueda de las necesidades de los clientes para el desarrollo de nuevos productos y servicios”, además de “mejorar la imagen de la empresa y de la marca de cara al exterior lo que favorece la atracción de nuevos talentos”.

En definitiva, “el objetivo del intraemprendimiento es doble: por un lado repercute e incentiva las estructuras internas de las empresas y, del otro, apuesta por el desarrollo de nuevos servicios y productos que se adelantan y detectan nuevas necesidades y demandas del mercado ampliando y fidelizando a los clientes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *