captacion y fidelizacion de clientes

Herramientas para la captación de talento comercial

La captación de talento comercial y la búsqueda de perfiles comerciales específicos para determinados puestos de trabajo requieren del uso de determinadas herramientas que te ayudarán a acertar en el proceso de contratación de personal. Una de ellas es el profesiograma.

Tal y como resume un artículo publicado en Cepymenews, el portal informativo de Cepyme, “el profesiograma es un documento-resumen en el que se recogen las aptitudes y capacidades necesarias para cubrir los puestos de trabajo de una empresa. La idea es proporcionar al departamento de recursos humanos la información que necesita de cara a un proceso de selección, de manera que pueda ver qué cualidades son necesarias para desempeñar un puesto de trabajo en concreto y hasta qué punto el candidato se adecua a ellas. En general se busca que sea lo más visual posible, para que la información resulte fácil de asimilar”.

¿Y para qué sirve un profesiograma? Según destaca el post, “la función principal de un profesiograma es servir de guía en los procesos de contratación de la empresa. Por un lado, estudiar y comparar los profesiogramas de los puestos actualmente ocupados puede ayudar a identificar las lagunas o capacidades que faltan en la plantilla actual. Por el otro, de cara a un proceso de selección para un nuevo puesto, facilita mucho el usar criterios unificados y objetivos. Por último, también puede servir para evaluar, controlar y prevenir los riesgos laborales asociados a un puesto en concreto”.

Así, si nos vamos a un proceso de selección de empleo comercial, “el profesiograma es un documento que facilita la búsqueda del perfil idóneo para un empleo comercial. Las empresas lo utilizan para confeccionar el modelo de aspirante que están buscando para los puestos vacantes. Esto permite que el departamento de RRHH ahorre tiempo en búsquedas nulas y se centre en los aspectos más importantes.

¿Y cómo se configura la información en un profesiograma? Puede hacerse con gráficos o tablas. Cada documento recoge una información respecto al puesto de trabajo a cubrir, las responsabilidades que conlleva, los objetivos, la cualificación necesaria para desempeñarlo, las condiciones físicas o la relación con otros departamentos dentro de la empresa.

Así, “el profesiograma puede clasificarse por factores o competencias. Por ejemplo, si se utiliza el diagrama de factores, indicará si la persona cuenta con la cualificación necesaria para cumplir su cometido. Por otro lado, el documentos de competencias está enfocado en las habilidades del trabajador para afrontar su cometido”.

Por último, el artículo señala que “no existe una plantilla universal para los profesiogramas, ya que cada empresa usa esta herramienta en función de las necesidades. Pero de manera general, un profesiograma debería contener al menos el nombre del puesto a cubrir, los objetivos del puesto de trabajo, la responsabilidad del puesto en sí, las relaciones con otros puestos de la empresa y los requerimientos exigidos para ocupar el puesto. Esta es la parte más extensa e importante del profesiograma, ya el éxito del proceso de contratación depende de que esté definida adecuadamente”.

En definitiva, el profesiograma es un documento que puede facilitar mucho el trabajo al departamento de RRHH y puede mejorar el ROI del proceso de selección, siempre y cuando se utilice bien y se incluya la información adecuada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *