Emprendimiento y ventas: factores que debemos evitar

En los últimos años, un concepto que ha llegado para quedarse dentro de cualquier sector profesional es el del emprendimiento. Definido por la Real Academia Española (RAE) como la acción de “cometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierra dificultad o peligro”, el emprendimiento se ha convertido en un concepto que, en ocasiones, puede interpretarse erróneamente y llevarnos a un callejón (comercial) sin salida o abrirnos las puertas de par en par de nuevos clientes y una mayor proyección en las ventas de nuestra marca, producto o servicio con el que estamos emprendiendo.

A continuación, queremos destacar algunos factores que debemos evitar para que nuestro proyecto de emprendimiento fructifique. Hace ya unos años, un compañero de trabajo me comentó una idea de negocio que tenía en mente desde hace tiempo y que estaba dando forma mediante un dossier en el que plasmaba todas las ideas que le iban surgiendo. Una vez que ya tuvo todo listo, el siguiente (y necesario) paso fue apostar todo su tiempo profesional a este nuevo proyecto de emprendimiento, por lo que tuvo que dejar su puesto de trabajo.

Años después, y sabiendo del éxito logrado con este proyecto de emprendimiento, queda claro que un factor a evitar para su éxito fue apostar todo su tiempo  su esfuerzo a esta idea de negocio. Por tanto, debemos evitar la dispersión y centrarnos en nuestro negocio.

Otro factor que debemos evitar para que nuestro proyecto de emprendimiento tenga las mayores garantías de éxito es la dispersión de nuestro cliente potencial, es decir, no tener claro a quién nos dirigimos y cuál es nuestro principal nicho de mercado. Establecer los objetivos comerciales implica conocer a quién queremos vender nuestro producto o servicio, por lo que hay que definir desde el comienzo a nuestro principal objetivo para lograr el flujo de ventas esperado.

Por último, un factor que debemos evitar para lograr el éxito con nuestro proyecto de emprendimiento es menospreciar las posibilidades que nos ofrecen las Redes Sociales como puerta de acceso directa a nuestros clientes potenciales, que cada vez se apoyan más en esta infinita fuente de información para conocer más sobre los productos o servicios que están interesados en consumir. Por ello, es necesario establecer una estrategia de ventas en Redes Sociales en base a unos objetivos comerciales alcanzables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *