Comercio electrónico: “No te olvides de mí”

El otro día escuché en un programa de radio local a un ganadero comentar que “todavía no tenían venta por Internet, pero que se lo estaban pensando”. Esta frase resume a la perfección la importancia del comercio electrónico como factor fundamental para aumentar las ventas de tu empresa o idea de negocio.

Seguramente, si este señor aún no ha tomado la decisión de abrir una ventana en su negocio al comercio electrónico será debido a una de estas dos razones: el negocio le va bien y no tiene la necesidad económica de hacerlo, o bien por su edad o nivel de conocimientos cree que “eso del comercio electrónico es muy difícil y le va a dar muchos quebraderos de cabeza y poco dinero”.

Durante la conversación radiofónica, también comentaba que unos clientes suyos de China se llevaban productos suyos para el gigante asiático, pero que “no sabía cómo se lo llevaban tan lejos”. Amigo ganadero, quiero decirte algo: Estás desaprovechando una oportunidad de negocio justo delante de tus ojos. Si uno de tus clientes lleva tus productos tan lejos, debes plantearte ya el comercio electrónico o seguirás perdiendo dinero.

Esta anécdota (real) resume el pensamiento de muchos empresarios o emprendedores que aún no han dado el paso de sumarse al comercio electrónico: una aparente falta de necesidad de conquistar nuevos clientes y mercados, ya sea por desconocimiento tecnológico o por falta de recursos humanos.

Amigo ganadero, siento decirte que estás equivocado: siempre puedes encontrar una fórmula que te permita añadir tus productos a alguna plataforma web de venta de productos online. Es posible que los primeros pasos en este camino sean complicados y que necesiten el apoyo y la experiencia de alguien que haya recorrido esta singladura y que te ayude a hacer del comercio electrónico uno de tus pilares fundamentales a la hora de vender tus productos.

Si después de este artículo decides probar suerte en esto del comercio electrónico, te recomendamos que antes de lanzarte estudies a tu competencia y escudriñes la manera en que éstos se han acercado al comercio electrónico. Te dará pistas muy valiosas para cimentar el comercio electrónico como una de las bases fundamentales respecto a la venta de tus productos o servicios.

En resumen, apostar por el comercio electrónico en tu empresa o ide de negocio puede suponer la diferencia entre el éxito y el fracaso comercial. No te dejes abrumar por las barreras tecnológicas y recuerda que siempre puedes apoyarte en la experiencia de profesionales que tuteles este camino hacia la mejora de tus ventas. Y, por último, un recuerdo a nuestro amigo el ganadero: ¡Vamos, tú puedes!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *