bases de datos de clientes o empresas

Bases de datos de empresas o clientes: ¡Logra nuevas ventas!

Una de las patas fundamentales para desarrollar una empresa o idea de negocio es la búsqueda de clientes que nos permita lograr los objetivos de ventas y asegurarnos el éxito profesional. Para ello, uno de los aspectos que a tener en cuenta es la opción de recurrir a comprar bases de datos, que debemos saber utilizar de manera correcta en favor de nuestros intereses comerciales.

Camerdata, que forma parte de la Cámara de Comercio de España y cuyo objetivo es ofrecer información fiable, legal y de calidad en todas las bases de datos y productos de empresas con información comercial, financiera y sectorial y de marketing, ha publicado un interesante post titulado ‘¿Cómo usar las bases de datos de empresas o clientes?’, en el que señala que “una base de datos de clientes potenciales es un listado de todas las empresas que están en activo en un sector o mercado y están clasificadas de acuerdo a criterios económicos como puede ser el campo de actividad, el tamaño de la empresa o el lugar en el que desarrollan la actividad. Y será, precisamente, esta clasificación en diversos campos, sectores y ubicaciones la que debamos emplear con inteligencia para conseguir nuestros fines”.

“La compra de bases de datos de empresas o clientes juega un papel fundamental a la hora de establecer la política de captación de clientes de una empresa o pyme. Así, son un lugar ideal por el que comenzar diferentes campañas de captación como el mailing, el envío de comerciales a puerta fría o caliente o el email masivo”, destaca el post

Por tanto, “disponer de una base de datos de empresas o clientes potenciales nos dará siempre una idea de por dónde empezar y nos ayudará a localizar a nuestro público objetivo. Además, es muy importante no sólo disponer de una buena base de datos actualizada, sino de usarlas sabiamente y con inteligencia”.

En este sentido, “las bases de datos de empresas o clientes son una de las herramientas para la venta más útiles, siempre y cuando tengamos en cuenta el criterio que se está utilizando para captar nuevas ventas. Así, por ejemplo, el artículo destaca que “si se están buscando clientes para un negocio físico, quizás sea más importante utilizar un criterio de proximidad o de ubicación geográfica que permita a nuestra empresa establecer relaciones comerciales con clientes potenciales en la misma zona o mercado en el que nos estamos moviendo”.

Sin embargo, asegura el artículo, “si la naturaleza de nuestra actividad fuese, por ejemplo, de carácter virtual o no tuviésemos una necesidad de presencia física tan acusada; quizás lo más conveniente sería establecer un criterio no físico sino en función del sector de actividad de la empresa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *