Aplicaciones móviles: ¿Vendemos?

Parece que fue ayer, pero la llegada (para quedarse) de las nuevas tecnologías al mundo de las ventas es algo que se ha convertido en un elemento cotidiano de nuestra rutina profesional. Y una vuelta al pasado no es un opción, ya que siempre hay que mirar al futuro con la mejor de las actitudes y con la seguridad de realizar el mejor trabajo comercial a nuestro alcance.

A los más jóvenes de nuestro entorno profesional les costará concebir un mundo sin las comodidades y beneficios que nos permiten tecnologías sin las que hoy seríamos incapaces de trabajar un solo día, como nuestro teléfono móvil o el correo electrónico, sin mencionar las Redes Sociales o los sistemas de teletrabajo que, en mayor o menor medida, todos tenemos a nuestro alcance y utilizamos en función de nuestras necesidades laborales.

Se cumple ahora el décimo aniversario de la irrupción de las aplicaciones móviles o App, una herramienta de venta ideal para determinados productos o servicios. Ya sea Google Play Store o Apple App Store, las App son una excelente ventana comercial a la que se asoman cada día millones de clientes potenciales.

El desarrollo de App está especialmente recomendado para determinados sectores profesionales, como los que están directamente relacionados con las nuevas tecnologías, y es el principal desarrollo comercial de ciertas startups o ideas de negocio que optan por trabajar en este entorno de ventas.

Antes de lanzarte al trabajo de implementar una App para la venta de un determinado producto o servicio, es necesario realizar un trabajo previo de análisis, tanto de tu competencia como de las características específicas de tu producto o servicio y, en función del resultado obtenido, definir la mejor estrategia para vender más, partiendo del hecho de que la App debe ser una herramienta para la venta.

En este sentido, un consejo / recomendación / llámalo como quieras: “el que llega el primero no tiene que ser el mejor”. Lanzar una aplicación móvil al mercado tiene un precio, por lo que debes plantearte esta opción cuando estés seguro de que el esfuerzo merece la pena. O, al menos, todo lo seguro que podemos estar de algo en un sector tan competitivo y cambiante como el de las ventas.

¿A qué esperas para lanzar tu propia aplicación móvil?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *