Fomentar tus ventajas competitivas: el camino hacia el éxito en las ventas

En un sector tan competitivo como el de las ventas, cualquier detalle puede ser definitivo a la hora de lograr tus objetivos comerciales. Uno de los caminos hacia el éxito en las ventas es generar ventajas competitivas, que en resumen consiste en la capacidad de una empresa o equipo de ventas de destacar cualidades que hagan que su producto o servicio sea considerado mejor que el de su competencia directa por su público objetivo.

Las ventajas competitivas son tangibles y se definen por una serie de características físicas que debemos destacar para que nuestros clientes potenciales nos valoren de forma positiva y, sobre todo, mejor que un producto o servicio similar al nuestro.

Uno de los objetivos marcados por muchos equipos de ventas es la búsqueda continua de estas ventajas competitivas para alcanzar el éxito en la venta final de tu producto o servicio. Para lograr ventajas competitivas para tu servicio o producto, debes analizar y medir los datos generados por tí y por tu competencia, estableciendo un criterio base para establecer de manera clara y objetiva cuando hemos logrado una ventaja competitiva.

Eso sí, algo que debemos tener en cuenta en la búsqueda de ventajas competitivas para nuestros productos o servicios es que nuestro objetivo es ser mejor que nuestra competencia en un aspecto concreto de nuestro servicio o producto. A partir del reconocimiento de esta ventaja competitiva respecto a nuestra competencia, podremos desarrollar una estrategia que le de un valor añadido a estas funcionalidades.

Uno de los ejemplos de ventaja competitiva de un producto o servicio es el precio o la atención al cliente una vez realizada la venta. Así, disponer de un producto más barato que el de nuestra competencia es una de las principales ventajas competitivas, pero no por ello debes desatender otros aspectos de relacionados con el cliente y la venta de tu producto.

En este sentido, una de las ventajas competitivas más valoradas por el cliente es el servicio de atención postventa, algo que muchos departamento de ventas parecen olvidar y que puede suponer la pérdida de clientes a medio y largo plazo.

Además, la importancia de las ventajas competitivas cambiará en función del mercado que estemos disputando con nuestra competencia para la venta final de nuestros productos o servicios.

En definitiva:

El éxito a corto plazo en tu estrategia de ventas será muy complicado si no cuentas con una ventaja competitiva. ¡Búscalas y triunfarás!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *