carta de presentacion infojobs

Carta de presentación: claves para ‘vender’ tu perfil comercial

Antes de enviar una carta de presentación, ya sea por correo o en persona, debemos tener muy en cuenta cuáles son los objetivos que pretendemos, ya que si optamos a una oferta de trabajo concreta, deberemos dejar claro que somos el perfil profesional indicado para dicho puesto, mientras que si lo que queremos es presentarnos a una empresa, aunque no haya un proceso de selección de personal abierto al que estemos optando, la carta de presentación tendrá que centrarse en contar qué podemos hacer por esta empresa con nuestra formación y experiencia comercial.

Una vez delimitados los objetivos, toda carta de presentación tiene tres partes muy identificables y que, por cierto, son muy similares a las muchos tipos de narración bien estructurada: introducción, nudo y desenlace. Así, el nudo es la parte fundamental de una carta de presentación, ya que aquí desarrollaremos los elementos básico del discurso escrito para presentar nuestro perfil comercial a una determinada empresa o puesto de trabajo, aunque también debemos redactar una introducción que enganche al receptor y un desenlace que le deje con ganas de más y le haga contactar contigo debido al interés generado por la carta de presentación.

Si comenzamos por la introducción de la carta de presentación, es el momento de captar la atención del reclutador comercial. Busca algún reclamo que haga que se acuerden de tu escrito, ya que serán muchas las cartas de presentación y currículum que recibirán. El objetivo es destacar del resto, utilizando para ello aspectos como tu experiencia en puestos comerciales similares o una formación comercial que te permita desempeñar con garantías dicho puesto de trabajo.

A continuación, el nudo es el eje central de una carta de presentación. Aprovecha para convencer al reclutador comercial de todo lo que puedes aportar a su empresa con tu experiencia y formación comercial. También puedes comentar lo interesante de trabajar en su empresa pero, ojo, sin pasarte de adulaciones excesivas que no te llevarán a ningún sitio

Al igual que los objetivos de la carta de presentación, un trabajo previo que debes hacer es revisar la web corporativa y los perfiles en redes sociales de la empresa a la que vayas a enviar la carta de presentación para incluir en dicha carta algún concepto que deje claro a tu interlocutor que has “hecho tus deberes” y conoces a la empresa a la que te estás dirigiendo. Y huye siempre de tópicos que se detectan a una legua de distancia.

La tercera parte fundamental en una carta de presentación es el desenlace, que debes utilizar para fomentar en el reclutador comercial la necesidad de concertar una cita presencial contigo para conocerte mejor y plantear si es el perfil comercial que están buscando.

Por último, recuerda que una falta de ortografía, un signo de expresión mal utilizado o un escrito trufado de palabras repetidas, clichés y explicaciones más largas de lo necesario, son el camino opuesto a lograr el éxito con tu carta de presentación. Para evitar este problema, busca en tu entorno a alguna persona con criterios lingüísticos que pueda echarle un vistazo a tu carta de presentación antes de enviarla. Te ahorrarás más de una sorpresa y maximizarás el tiempo empleado en su redacción. Y evita que tu carta de presentación sea un clon de tu currículum vitae. Ambos documentos tienen sus propias características y no debemos mezclarlos.

En EDVE, tu portal de empleo para comerciales, podrás acceder cuando quieras y desde donde quieras a nuestros cursos formativos diseñados especialmente para mejorar la formación comercial de todas las personas que trabajan o aspiran a hacerlo dentro del apasionante mundo de las ventas. ¡Entra y no te arrepentirás!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *