Atención al cliente en el sector retail

Una cosa está clara, ¡la gente acude donde se siente bien tratada! ¿A qué me refiero con esto? Que por mucho que tengamos unas maravillosas instalaciones, una tecnología puntera, unos servicios excelentes …etc si las personas reciben una atención deficiente, esas instalaciones, tecnología y servicios perderán su valor, y es muy probable que el cliente no vuelva,  y, ¡lo peor de todo!, lo contarán a sus allegados…el boca-oreja hace mucho daño, ¿estás de acuerdo? 

Y  lo contrario, si quedan satisfechos lo contarán también, trayendo más clientes al negocio, como siempre digo; “Un cliente satisfecho vuelve, un cliente MUY satisfecho vuelve acompañado.” 

¿Qué mejor ventaja competitiva que la cercanía y un trato exquisito?  

A todos nos gusta sentirnos especiales, por eso la mayoría de nosotros acudimos a los establecimientos donde nos hacen sentir bien (seguros, cómodos, especiales…), donde recibimos un trato agradable,  resolutivo y nos asesoran sobre los mejores productos y servicios acordes a nuestras necesidades, ya que se han molestado en conocernos.  Incluso , yo diría que la mayoría está dispuesta a pagar un poco más por obtener este servicio. 

No sé si lo sabréis, pero yo soy coach en ventas, me dedico a inculcar en mis clientes un serivicio de excelencia en ventas. De forma, que el cliente se sienta tan satisfecho que la mera comunicación boca-oído ayude a mi cliente a aumentar su ratio de adquisición de nuevos clientes. Y, como siempre digo:

“Una buena atención al cliente es la base fundamental de las ventas.”

Aquí os dejo algunos tips para mejorar la atención al cliente:

  • Compartir los valores de la empresa con los empleados, que los integren y los transmitan a los clientes. Los valores les servirán como guía de comportamiento 
  • Fijar los estándares mínimos de atención al cliente con vuestro equipo. 
  • Creación de protocolos de actuación.
  • Compartir la misión de la empresa con los empleados, no hay nada más motivador que compartir la misión de la empresa con los empleados. Una misión que vaya más allá de la rentabilidad, es decir una misión a favor del cliente.
  • Entrenar al equipo con habilidades clave; empatía, escucha activa, adaptación del lenguaje del cliente etc.
  • Fijar las emociones que se quieren trasmitir. Acudir a cualquier establecimiento es vivir una experiencia. Tenemos que ser conscientes qué emociones queremos transmitir a los clientes en nuestro negocio. 

Recordad, ¡Un buen servicio al cliente es la mejor publicidad!

Cova Bertrand

#EmbajadoraEDVE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *