Recomendaciones para mejorar la confianza del consumidor

¿Cómo podemos lograr que el consumidor final confíe en una marca? La respuesta a esta pregunta es compleja, aunque podemos comenzar por predecir los intereses de nuestro público objetivo y adelantarse a sus necesidades durante todo el recorrido necesario desde el primer contacto con una marca hasta llegar a la fase final de fidelización de la marca.

Para ello, podemos utilizar el ejemplo del trabajo realizado por la aerolínea Hawaiian Airlines, que “utilizó las señales de búsqueda para prever cuáles eran los usuarios con más posibilidades de viajar a Hawái. Después, sabiendo que los clientes preferirían tener vuelos directos desde aeropuertos cercanos”, según nos cuenta un artículo publicado en el Blog de Think With Google.

Tras este trabajo previo de conocimiento de los clientes potenciales, comenzaron a enviarles mensajes a medida para captar su atención alrededor de aquellos intereses, en su caso, viajar a Hawái. Así, “en los anuncios de vídeo, incluyeron una llamada a la acción que dirigía a los usuarios a una página de destino con los vuelos y los precios más adecuados.

Este ejemplo demuestra que la intención está por todas partes y los usuarios la indican cada vez que recurren a los medios digitales para obtener asistencia”.

Por tanto, “el reto es conocer bien a los clientes para poder predecir su intención. El aprendizaje automático es esencial. Sin él, es imposible segmentar las audiencias y encontrar los clientes adecuados de forma eficaz. La fórmula para impulsar el crecimiento ha cambiado y predecir la intención es un factor esencial de la ecuación”.

En definitiva, las marcas pueden influir mucho en la opinión del consumidor final y cuando los clientes confían en una marca, la marca mejora.

¡Mejora la confianza del consumidor en tu marca!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *