La inteligencia emocional al servicio de las Ventas

El arte de las ventas requiere de múltiples aptitudes, conocimientos y capacidades que nos permitirán alcanzar los objetivos comerciales. Y una de las capacidades que nunca debe faltar es la inteligencia, definida por la Real Academia Española (RAE) como la “capacidad de entender o comprender, así como de resolver problemas”.

La inteligencia para las ventas puede dividirse en distintos tipos de inteligencia, como la cognitiva o tecnológica, aunque en este artículos vamos a centrarnos en un tipo de inteligencia cada vez más valorada en los procesos de selección de personal para formar parte de un Equipo de Ventas: la inteligencia emocional.

Volviendo a la RAE, ésta define la inteligencia emocional como la “capacidad de percibir y controlar los propios sentimientos y saber interpretar los de los demás”. Centrándonos en su aplicación en nuestro día a día dentro de un Equipo de Ventas, la inteligencia emocional nos debe ayudar a afrontar algo con lo que debemos lidiar prácticamente en todo momento: el rechazo de un cliente potencial a una propuesta comercial.

Si somos capaces de aplicar esta inteligencia emocional para paliar los problemas asociados a esta negativa, podemos darle la “vuelta a la tortilla” y revertir la situación, de tal forma que este primer rechazo nos infunda ánimos para generar otra forma de acercarnos a este cliente potencial y ofrecerle aquello que le interese, así como ajustarnos a sus necesidades e intereses.

Algunas de las actitudes la inteligencia emocional en el mundo de las ventas es la capacidad de empatizar con cliente, conectar con él a nivel profesional y personal para que la experiencia de compra sea lo más grata posible para ambas partes. Además, la inteligencia emocional requiere de saber escuchar a tu interlocutor, dejarle el tiempo necesario para que éste pueda plantearte sus intereses, dentro de una relación de confianza mutua.

Por tanto, la inteligencia emocional es un factor clave para aumentar nuestras expectativas de ventas y realizar nuestro trabajo comercial con el mejor espíritu y con las mejores herramientas intelectuales a nuestra disposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *